miércoles, 22 de diciembre de 2010

Esta noche, no siento el calor de la manta con la que me arropo.

Esta noche, no tengo ganas de nada.
Solo hay una cosa que puede que entre dentro de mi mente para hacer ahora: me encantaría estar en tu cama, que me abrazases toda la noche para que no sintiese el frió que hace fuera, quisiera dormirme en tu pecho y escuchar cada latido de tu corazón, me encantaría dormirme respirando tus suspiros, y, ¿por qué no? me encantaría que besases cada milímetro de mi piel, despacio, para que después yo te jure con un beso que seré la persona encargada de hacerte reír todos los días. 
En noches como esta, no se bien qué hacer, así que, voy a dormirme, porque se que tu me vas a estar esperando en el mundo de los sueños. 
Allí, donde solo tu puedes llevarme con una mirada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario