domingo, 27 de marzo de 2011

Volver a volver.

Hoy he vuelto a acordarme de ti. Hacia tiempo que no lo hacia, porque me prohibía a mi misma recordar tus ojos clavados en los míos y tus palabras de consuelo. 
Hoy he vuelto a acordarme de ti y sin querer he dejado caer una lagrima, dejando atrás todo mi orgullo, dejando que esa mezcla de agua y sal se lleve por delante todos los secretos que en ti confié y que dudo que estén a salvo, dejando que se lleve por delante los sábados (nuestros sábados) y todos los silencios que creaban los besos que me dabas y en los que me sumergía intentando quedarme eternamente en tu boca, en tu lengua, que hace meses juraría mía para siempre, en tus dientes que tantas veces vi a causa de una sonrisa, que me daba igual por lo que fuese, porque era tuya (mía) y con eso me bastaba.
Hoy he vuelto a acordarme de ti abrazándome sin miedo, he vuelto a sentir la sensación de protección que tenia cuando me encontraba entre tus brazos, apoyando mis manos en tu pecho y recordándote con suspiros que se mezclaban con los tuyos sin querer aquella (ésta) conexión especial.
Hoy he vuelto sin querer a buscar tu nombre en la guía de mi teléfono y a marcar la tecla de llamada, sin dejar que sonase ninguna señal, porque se que eso ya no es valido, que no escuchare el tono de llamada (que me recuerda a ti) y veré tu nombre seguido de la palabra "llamando".
Hoy he vuelto a pensarte, a sentirte entre mis brazos, a desearte, pero esta vez, no había ninguna recompensa. No estaba la frase que solías decirme ("Ya dentro de poco es fin de semana,y podremos estar juntos"). Ya no había nada de lo que hubo. 
Hoy, si (te) digo la verdad, me encantaría volver (te) a ver (te) como uno de mis días grises se convierten en un día de color. Cosa que solo pueden(s) hacer (tu) pocas personas. Pero ahora ya no están(s) esas personas (tú) o quizás yo no las quiera ver.
Hoy me he dado cuenta de que al igual que yo he rehecho mi vida sin ti a mi lado, tu has hecho lo mismo. Y, ¿por que voy a mentir(te), si nunca lo he hecho? Me duele. Me duele porque pensé que siempre estarías ahí, que seria la chica de tu vida y que como prometiste, me ibas a amar siempre. Y no es así. Y me siento inútil al escribir esto, porque se que no puedo obligarte a nada, pero no puedo evitar la necesidad de que estés siempre junto a mi. Y se que soy una egoísta, porque no quiero que ella disfrute de ti, porque no termino de asimilar que ella vaya a besar los labios que yo besé, porque no quiero permitir que le digas las mismas frases que me decías a mi. Porque no quiero que le hagas especial a ella. Porque siempre quiero ser yo, y eso, ya no puede ser, y, aunque parezca que no, te entiendo, como siempre lo he hecho y como siempre haré. Porque te querré, como siempre lo he hecho. Porque buscaré tu mirada entre un millón de gente, pero ya tu no buscaras la mía, la encontraras y me sonreirás. No. Ahora ya no. Porque seguiré siendo la misma que ayer, solo que con algún fracaso encima. Porque seguiré esperando el té que me prometiste. Porque si alguna vez decides acordarte de mi y decides llamarme para que demos una vuelta yendo a todas partes y a ningún sitio (donde siempre íbamos) estaré ahí, como una tonta (o quizás,como la mas lista) para ir contigo, donde quieras llevarme. Porque si te enamoras otra vez, como quizás yo este empezando a hacer, quiero que me lo cuentes (aunque yo no te lo haya contado) y quiero que me pidas consejos. También quiero que ella me los pida, porque seré la mas adecuada para comprenderle cuando me diga: "Es lo que mas necesito. Hace que las nubes de mi cielo se disuelvan como la espuma del mar. Le quiero, y soy la chica mas feliz del mundo". 
Porque solo necesito que al menos, nos siga quedando la Conexión Especial y que gracias a ella sepas que estoy deseando que me hables y que me sonrías.
Porque yo, a pesar de todo y de nada, a pesar de mucho y de poco, a pesar de "siempres" y de "nuncas", a pesar de sonrisas y de lagrimas; yo... yo... yo... 




Te quiero.

4 comentarios:

  1. Una ficha de la oca, de puente en puente,a ver tira el dado a ver que toca

    ResponderEliminar
  2. Ohhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh, qué bonito. Anoche, a las 3 de la mañana, me puse a leer este blog, e iba a comentarte pero se me quedó sin batería, y ahora, al encenderlo, me ha salido esto, así que nada, aprovecho para decirte queeeeeeeeeeee esto es bonito, pero doloroso, y que por eso me gusta, pero no me gusta, y Paula, deberías tener una libretita para escribir cosas así, porque publicar esto en una web... pues... te arriesgas a mucho, ese orgullo que tienes desaparece xD
    Es muy bonitoooooo, ya veo que has usado (mi) esa táctica(?). Me dijeron que enganchaba hacerlo y que parecía que leías dos escritos diferentes xD
    Este te ha quedao guapo.
    Un besooo

    ResponderEliminar
  3. Ui primi acabo de leer este comentario, un poco tarde, lo se, pero hacia mil que no me metia en el blog ni actualizaba ni nada, no tengo inspiracion ultimamente XDD y nada, decirte que la verdad es que el orgullo estoy pensando dejarlo atras hace mucho tiempo, ya no me importa mucho que sepan los demas lo que hay o habia en este caso. respecto a lo de (tu) tactica, es genial, me gusta muchisimo, y creo que muchas veces salen mejor las palabras cuando las escribimos de esa forma, me gusta muchisimo.
    gracias primi, un besitooo

    ResponderEliminar